★★★★★, Cómics

Letter 44

Hoy os vengo a hablar de uno de mis cómics favoritos de los últimos tiempos. Es más, uno de mis cómics favoritos de todos los tiempos. Es un cómic que no me canso de recomendar y del que tenía muchas ganas de hablar aquí en Ociosos Anónimos. Una reseña que siempre tuve un poco de miedo de afrontar, pues estaba convencido de que no iba a estar a la altura. Hoy sigo pensando que nada de lo que pueda decir conseguirá aproximarme lo más mínimo a describir lo mucho que he disfrutado leyéndolo, pero aún así no podría perdonarme a mí mismo el no haberle hecho el homenaje que se merece escribiendo esta altura. ¿Y qué mejor momento que ahora que ha terminado la historia?

Leí el primer volumen allá por el verano de 2015. No es que lo recuerde como si fuera ayer ni mucho menos, he tenido que buscar la fecha. Desde entonces, y ya desde los primeros números que encierra ese volumen sabía que esto era algo enorme. No grande, no. Enorme. Desde ese momento esta serie, escrita por Charles Soule y dibujada por Alberto Jiménez Alburquerque, se convirtió en una de mis prioridades absolutas en la tienda de cómics. La única serie fuera de la editorial Image cuyo volumen compraba nada más salir, dejando de lados otros cómics cuando había que ajustarse a un presupuesto. Ahora, tres años y seis volúmenes después sólo puedo decir que no me arrepiento de nada.

El cómic cuenta la historia de cómo el recién electo presidente de los estados unidos se entera, mediante una tradicional carta de su predecesor, de la existencia de una estructura alienígena en el cinturón de asteroides. Que ya existe una misión tripulada en camino hacia la estructura para estudiarla, pero que su adiministración, la del ex-presitende, se ha basado en prepararse para la defensa de un posible ataque de una especie mucho más avanzada tecnológicamente. Esta es la premisa, y con dicha carta, que da título a la serie, empieza una de las mejores historias que he leído.

El cómic mezcla con mucha gracia por un lado los rifirrafes con los que tiene que lidiar Blades, el nuevo presidente, pensando en qué es lo mejor ya no sólo para su país, sino para su planeta. Una historia llena de intrigas y mucho forcejeo político, pero también muy humana, teniendo Blades que cuestionarse continuamente si el curso de acción que está siguiendo es el adecuado. Por el otro lado nos cuenta las aventuras de la Clarke, la nave que han enviado a investigar la estructura, y cuyos tripulantes serán los primeros seres humanos en contactar con una especie inteligente extraterrestre, que si no fuera presión suficiente, tienen que estar preparados para un posible recibimiento hostil.

El cómic está lleno de ciencia ficción, política, drama, momentos que quitan el aliento, algún que otro discurso que parece sacado de un video propagandístico también, que hay que decirlo todo, pero está tan bien llevado que no tengo ningún problema en pasarlo por alto. En cualquier caso es una historia muy, pero que muy bien llevada y llena de momentos muy memorables. A lo mejor un poco idealista en algún punto de vista, pero en otros el desarrollo es bastante más crudo, por lo que al final se compensa. Todo eso sumado a un desenlace espectacular, para el que, si vais a empezar a leerlo ahora, no tendréis que esperar tres años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.