4 estrellas, Películas

American Made

No suelo declararme fan incondicional de los biopic. Si me preguntas por mis subgéneros preferidos hay muchos otros que se me pasan antes por la cabeza, pero la verdad es que pocas veces veo uno que no me deje un buen sabor de boca. Es cierto que no suelen tener ese toque espectacular que tienen otro tipo de películas, pero también es cierto que suelen narrar vidas tan interesantes que bien nos hacen quedarnos pegados a la pantalla durante un par de horas. Dentro de este tipo de películas no puedo evitar decantarme, casi inconscientemente, en aquellas basadas en la vida de traficantes. Supongo que son de ese tipo de vidas que, a la fuerza, tienen que estar llenas de emoción, de ese tipo de emoción que le queda tan bien al cine. Blow, Lord of War son sólo dos grandes ejemplos de lo que digo, películas que no suelen estar entres las películas favoritas de ningún cinéfilo, ni siquiera yo mismo, pero que si empiezo a ver no voy a poder dejar a medias. American Made no es menos y llega para ser un referente en el género.

La película nos cuenta la historia de Barry Sean, un piloto de aerolínea que es reclutado por la CIA a finales de los 70 para conseguir inteligencia que beneficie a los Estados Unidos en la guerra contra el comunismo. Barry no deja de ser un funcionario, y como tal, no es que gane mucho dinero, por lo que decide aprovechar sus vuelos a sudamérica para traer consigo algo más de equipaje. Vamos, lo que viene siendo cocaína del cártel de Medellín.

La película me gustó mucho, creo que eso ya lo he dejado claro en el primer párrafo. Tom Cruise está tan bien como siempre y el hecho de ver esta película ahora y no hace cinco años es muy importante, porque ahora gracias a Netflix y su exitosa serie todos somos unos expertos en el funcionamiento del cártel. Si habéis visto Narcos, o conocéis ese oscuro capítulo de la historia de Colombia es un añadido, algunos personajes que reconoceréis y poco más, no cuentan nada que haya sido contado. Si no conocéis nada de lo que pasó en esos años en Colombia tal vez os perdáis la magnitud de la gente con la que trata, pero es que eso ni siquiera es muy relevante en esta historia. Aquí lo importante es ver como Barry, gracias a su talento y un poco a la suerte va haciéndose un nombre en el cielo que cubre desde el sur de Estados Unidos hasta el norte de Sudamérica.

Como algo malo, por decir algo malo que parece que siempre gusta criticar, podría destacar la ausencia de personajes. No me malinterpretéis. Hay bastantes personajes. El problema es que todos ellos sólo sirven para hacer de muletilla de Barry. Que sí, que ya hemos dejado claro que la historia es suya, pero no sé, creo que no habría pasado nada malo por profundizar un poco más en alguno de ellos, como la mujer de Barry o el tío de la CIA (fijáos si importan poco que ni me acuerdo de cómo se llaman). Otra cosa que entiendo que no hubieran hecho, pero que me gusta mucho cuando hacen, es que utilicen fotos históricas reales cuando éstas aparecen en la película, por ver la cara de las personas que están siendo representadas. Es un poco un gusto personal, pero me gusta que lo hagan y aquí no lo hacen.

Por lo demás la película está bien. Mantiene el ritmo, no se hace para nada aburrida y Tom Cruise se come la pantalla. Si sois asiduos al cine probablemente ya hayáis visto las otras pelis buenas que hay, así que esta puede ser una opción a tener en cuenta. Si no, pues probablemente prefiráis ver Dunkirk o tal vez Atomic Blonde, que también está muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s