5 estrellas, Películas

Tucker and Dale vs. Evil

Las comedias de terror no son algo nuevo. No sé si tendrán un nombre más formal que este que me acabo de inventar, que ahora se me antoja algo impreciso, pero desde luego que no se acaban de inventar. Por concretar, he de decir que por “comedia de terror” me refiero a esas películas que, pese a que plantean situaciones y una línea argumental más propias de las películas de terror, su intención nunca fue dar miedo, sino hacernos reír. Digo que es impreciso porque “comedia de terror” me podría hacer pensar en una película que intenta tanto dar miedo como hacer reír. No se me ocurre ahora mismo ninguna película que encaje con esta descripción. Querría recalar ese “intenta”. Aceptaría una cuya intención fuera esa, aunque luego no lo consiguiera. Seguro que existe alguna, si se os ocurre no dudéis en utilizar los comentarios para compartirla, que parece que los tengo de adorno.

Como he dicho aquí no me refiero a eso, aquí me refiero a películas que sólo quieren hacernos reír, pero que la forma que han utilizado para conseguirlo ha sido mediante una deformación a propósito de éste otro género. Tucker and Dale es un claro ejemplo de esto, y además uno muy bueno.

Intentar hacer memoria de otras películas similares para sacar unos ejemplos ha sido más fácil. Las hay, y muchas. Aún así ésta me ha parecido original cuanto menos. Permitidme desarrollar esta idea. Los ejemplos que se me han venido a la cabeza caían todos en dos grandes categorías: parodias de películas de miedo que existen en realidad, parodias del género de terror en general. La primera es muy fácil de encontrar, se basan únicamente en coger una (o unas cuantas) película de terror, cuanto más popular mejor, y recrear las escenas en mayor o menor medida, pero exagerando todo y añadiendo elementos discordantes para buscar el contraste y la carcajada. Scary Movie y secuelas sería el mayor representante de este tipo. El segundo tipo no se basa en ninguna película en concreto, pero coge elementos comunes a todas ellas, pero exagerando otra vez las situaciones y añadiendo a su vez estos elementos humorísticos. Como por ejemplo la saga de Evil Dead o Shaun of the dead.

Bien, he dicho en lo que está siendo una introducción más larga de lo que pensaba a esta crítica de Tucker and Dale vs. Evil que esta película me ha parecido un tanto original. Por las definiciones que he dado arriba de ambos tipos, ésta sin duda encajaría completamente en el segundo, y no veo por que no. La única diferencia es que normalmente las películas de ambas categorías tienen un argumento que sí que podría encajar en el cine de terror, si no fuera por todas. Hay un grupo de héroes, “los buenos”, y alguien o algo que va a ir poco a poco matando (o intentando matar) a estos héroes. Puede ser un asesino, fantasmas, zombies o lo que más os guste. Eso no pasa en esta película. Aquí hay un grupo de estudiantes, jóvenes y atractivos, como en muchas otras películas, pero nadie los quiere matar. Ellos piensan que sí, claro. Y ahí está la gracia.

En Tucker and Dale el humor no viene porque el asesino es un torpe, o porque hagan bromas macabras sobre cómo éste asesina a sus víctimas. En Tucker and Dale el humor viene de la confusión, como si de una comedia de enredos se tratase. Esto no lo he visto antes, por lo que me ha parecido original. Además es muy graciosa, además, a mí me pierden las comedias de enredos, ¿por qué iba a ser diferente una comedia de enredos de terror?

El argumento, por profundizar un poco en lo que ya he dicho, es el siguiente. Por un lado tenemos a Tucker y a Dale, dos pueblerinos estadounidenses que si bien es cierto que podrían antagonizar muchas películas de terror al más puro estilo de La matanza de Texas, estos sólo quieren ir a pescar al lago que hay al lado de la cabaña que acaba de comprar Tucker. Por otro lado tenemos al ya mencionado grupo de estudiantes, que también encajan como los buenos de cualquier película de terror y que ya se sabe van a ir muriendo uno a uno hasta que sólo quede la única capaz de matar a su asesino, como muy bien explican en otra joya del género titulada The Final Girls. Debido a un accidente una de las chicas se golpea en la cabeza y cae al agua. Los paletos la rescatan para que no se ahogue, pero los compañeros de la chica se piensan que éstos le han atacado y secuestrado, por lo que salen corriendo y empiezan a planear cómo rescatar a su amiga.

Todo esto lleva a un montón de situaciones muy disparatadas y bastante surrealistas que os dejo descubrir por vosotros mismos. La película no es nueva, llevaba tiempo quemándome en mi lista de pendientes y tras verla sólo puedo decir que debía haberla visto antes. No cometáis el mismo error que yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s