Una serie de catastróficas desdichas

Estoy empezando a pensar que las adaptaciones televisivas de los libros funcionan mejor que sus homónimos en la gran pantalla. La verdad es que no es nada descabellado. Normalmente las películas comprimen libros completos en escasas dos horas, con alguna que otra excepción (¿alguien ha dicho El Hobbit?). En cambio en una serie, sin ser innecesariamente larga, te permite comprimir un libro en ocho o diez episodios de una hora cada uno, lo que te da mucho más tiempo para involucrarte en las diferentes tramas que pudiera haber en la novela y para profundizar en muchos más personajes. Un claro ejemplo de esto es Juego de Tronos, a razón de (más o menos) una temporada por libro los espectadores hemos podido disfrutar de una experiencia mucho más inmersiva en el mundo de poniente, que si bien no es tampoco igual que en los libros, se acerca mucho más a que si hubiesen hecho una película por libro como en otras conocidas sagas.

Pues bien, todo esto está muy bonito en la teoría, pero la serie de la que vengo a hablaros hoy se escapa a dicho análisis. Al menos en parte. Se escapa porque en este caso la producción ha decidido que cada libro se adapte a dos episodios, o mejor dicho, a un episodio doble que comparte el título con el libro que corresponde. Así pues, al final tenemos alrededor de un par de horas por libro, como si de una película se tratase. Sólo en parte porque para hacer la película decidieron adaptar no uno sino tres de los libros de la serie, por lo que se vuelve a comprimir más en la película que en la serie. En este caso, aunque no he leído los libros ni los he tenido en la mano, intuyo que son libros más bien cortitos y por eso la serie funciona tan bien a razón de dos episodios por libro.

Sin los libros como referencia sólo puedo comparar con la película, que sí vi hace algunos años. La película me gusto en su momento, pero es cierto que pasó sin pena ni gloria tanto para mí como para el resto de público que silenciosamente la ha ido olvidando. La serie en cambio me parece francamente buena. El personaje del conde Olaf para de ser un villano tonto y cómico, al habitual estilo en cuanto a comedia se refiere, a ser un villano de verdad, inteligente y calculador. También es cómico el Olaf de Neil Patrick Harris, pero su comedia es de otra pasta. Con Jim Carrey nos reímos porque hace lo que Jim Carrey ha hecho tan bien desde hace años, el tonto. Con Harris nos reímos porque pese a lo evidente y absurdo de sus descabellados planes, parece ser que los únicos que son capaces de verlo son los pequeños Baudelaire, y que como son unos niños nadie les va a escuchar.

La serie es muy divertida, divertida por surrealista, divertida por reiteración, pero sobre todo divertida por contraste. Snicket insiste en que va a pasar algo malo, todo lo demás, desde el decorado hasta la interpretación, te dice por activa y por pasiva que va a pasar algo malo, y es que terminan pasando cosas malas, pero pasan de las formas más disparatadas posibles. Tampoco pasa desapercibida la frustración que tienen que sentir los huérfanos, no pasa desapercibida tanto por sus propias vivencias, nadie les escucha, todo les sale mal, como por la atmósfera que encierra la historia, al comprender que la catástrofe es inevitable.

En definitiva, me ha encantado. Los niños están fantásticos, Harris está sublime (algo me dice que quería interpretar a este personaje desde hace tiempo) y los personajes secundarios son todos geniales tanto en lo bueno como en lo malo, los hay adorables y encantadores, los hay tan detestables (aunque no sean malos) como el propio Olaf. Es más, me paso los capítulos deseando que se carguen a Poe, pero ya sabemos que eso no va a pasar, porque sería algo bueno, y en esta historia no pasan cosas buenas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s