5 estrellas, Películas

Rogue One

Yo, como todo el mundo, flipé con todos y cada uno de los trailers. Una película de Star Wars en la época del imperio, una precuela a la película original, contando algo que tenía que ser contado: la historia de cómo se consiguieron los planos de la Estrella de la Muerte que permitieron a los rebeldes continuar en la palestra en el episodio IV. De hecho, como todo el mundo sabe, esos planos son a lo que hace la referencia del título Una nueva esperanza. Claro que era una historia que merecía ser contada, el Todopoderoso Imperio Galáctico dejándose robar los planos del arma más secreta y mortífera de todos los tiempos, seguro que no fue una misión fácil (spoiler: no, no lo fue), habría que estar loco para no querer que se cuente esa historia.

Como ya pasó con El despertar de la fuerza, tenemos una película llena de nostalgia para que todos los fans nos sintamos como en casa. Además con una nueva protagonista tan carismática (o más si cabe) como Rey, acompañada de un plantel de compañeros entre los que es difícil elegir un favorito. Tenemos a un soldado comprometido con la causa, un sarcástico androide, un ciego experto en artes marciales (hola, Daredevil), un tío con una metralleta enorme y un piloto desertor que le echa muchas ganas, todos ellos dispuestos a hacer lo que sea porque la paz vuelva a la galaxia.

Una cosa que me ha gustado especialmente es que es una película un poco más cruda que a lo que nos tienen acostumbrados (a ver si alguien dice eso de “se le nota la mano Disney”) dejando claro que la guerra no es bonita y que los rebeldes a veces tienen que hacer cosas que no son del todo bonitas. No es que sea una película oscura ni mucho menos, esto sigue siendo Star Wars, pero aún así algún tono gris en algún personaje, por pequeño que sea, es de agradecer

Otra cosa que me ha parecido un acierto es el uso de disfraces y maquetas para muchas de las tomas. Es cierto que visualmente se hacía un poco raro, pero le daba un toque retro que a mi parecer quedaba guay. Siendo sincero, la primera vez que aparece Darth Vader (ay, Darth Vader) en escena el ver el traje tan cutre me resultaba un poco chocante. Parecía un tío disfrazado de Darth Vader en vez de el auténtico lord sith, pero con la segunda intervención lo compensaron con creces. También se hace un poco raro ver al Gran Moff Tarkin siendo un personaje creado completamente con CGI, pero pienso que es un acierto al ser una cara que reconoceremos en la pantalla, además sale poquillo.

Lo dicho, que me ha encantado, tiene un final espectacular y creo que va a gustar a seguidores de toda la vida, tanto a los más puristas como a los más tolerantes, y también a nuevos aficionados a las cronologías de esta Guerra de las Galaxias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s