5 estrellas, Cómics

Injection (Vol. 2)

Hace unas semanas descubrí Injection con un primer volumen que me dejó muy buen sabor de boca. Grata fue mi sorpresa cuando descubrí que el segundo volumen ya estaba en las tiendas, el cual compré sin demora. Si el primero me gustó, este me encantó.

El primer volumen lo dejamos sabiendo que los integrantes del CCCU habían liberado una inteligencia artificial para hacer del futuro un lugar más interesante en el que vivir. Pecado del que se siente muy responsable Maria, la líder de la ya disuelta unidad. Ahora Injection, el nombre que le han dado a la IA, está dando guerra. Quiere aprender y quiere participar en los acontecimientos de la vida cotidiana de manera que pueda cumplir el objetivo para el cual ha sido creada.

El primer volumen, a su vez, se limitaba, a modo de introducción, en presentarnos a los ex integrantes del mentado CCCU, dejando este segundo volumen para empezar con la acción de verdad y profundizar en las personalidades y habilidades de dichos personajes. Este número se centra, sobre todo, en Vivek Headland, el detective privado del grupo. El volumen entero recoge un caso de este peculiar detective. Vivek es, a todas luces, una especie de Sherlock moderno, con sus rarezas y sus proezas, de hecho, en algunos aspectos hace parecer a Holmes un simple aprendiz. A mí particularmente, como aficionado a los misterios y admirador del mítico personaje de Conan Doyle, la lectura de este cómic me ha satisfecho completamente. Añadiría que, con toda probabilidad, este superdetective va a encabezar la lista de personajes favoritos de esta serie, aunque he de decir que los cinco tienen madera.

El cómic empieza con Vivek recibiendo el caso de un importante cliente. Un empresario ha perdido o le han robado una foto que poseía la cualidad de hacer que su recientemente difunta esposa se le apareciese como fantasma, por lo cual está muy afectado. El caso, aunque importante para la trama global del cómic tampoco es lo más destacable de este volumen, lo importante es conocer a Headland. Durante cinco episodios vemos como tiene que utilizar todo su poder inductivo (pues el no deduce hechos, los induce) para resolver el misterio, sin remilgos a la hora de pedir ayuda cuando lo cree apropiado, Vivek sabe qué tiene que hacer en cada momento para avanzar en el caso. Verlo trabajar, y ver, en forma de flashbacks, cómo se ha ido preparando a lo largo de su vida como para no tener que enfrentarse a ninguna situación para la que no tuviera datos que analizar es una maravilla.

No puedo decir mucho más, sin entrar en detalles del argumento, pero quiero insistir en el hecho de que, si el primer volumen me gustó, este no sólo mantiene el nivel sino que, a mi parecer, lo supera. No puedo aguantarme las ganas de esperar al siguiente. Leedlo, en serio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s