4 estrellas, Películas

Ghostbusters (2016)

De pequeño me gustaban mucho Los cazafantasmas, de hecho me gustaba hasta la segunda, considerada bastante peor por mucha gente, por eso cuando anunciaron un reboot de la franquicia me hizo ilusión. Sospechaba que no iba a ser muy buena, del mismo modo que otros remakes nos lo han sido, pero es que me daba igual. Disfruté hasta de Robocop, aunque le saqué muchas pegas. Disfrute de Desafío total, y a esa no le saqué tantas, pese a que por alguna razón la gente va por ahí diciendo que es bastante mala. Sabía que iba a disfrutar de ésta, que probablemente no fuese muy buena y que iba a ver cosas que me chirriasen por la tontuna de “es que en la original tal, o es que en la original cual”, pero que, en general, iba a ser una película para aprovecharse del tirón del remake de cosas ochenteras que estamos sufriendo estos días, tirón del que yo, de momento, no tengo queja.

Luego anunciaron a las actrices que la protagonizarían, cosa que en un principio no di importancia, lo vi como una apuesta en favor a esa falta de presencia del género femenino en el mundo del espectáculo. Falta de presencia que es muy evidente, con sólo abrir un poco los ojos, y bastante innecesaria, pero no quiero ponerme reivindicativo en este artículo (para eso tengo Twitter). Parece ser, en cambio que para todos esos “true fans” el hecho de que fuesen mujeres sí que era un problema, pero que La Gente tiende a ser imbécil tampoco es nada nuevo para un servidor. El caso es que yo vi el mismo trailer que ellos y yo no pude evitar emocionarme.

Por fin llegó el día que pude ir a ver la película, mucho más tarde de lo que me hubiera gustado, pues ya llevaba unas semanas en cartelera, y no hice otra cosa que no fuese disfrutar, reirme y pasarmelo bomba durante los 116 minutos que dura. Mantiene la misma esencia que las originales, el mismo humor fresco y tontuno y la sensación, a diferencia de con otros remakes, de que estás viendo una nueva versión de la misma película que hace años.

La base argumental es la misma, unas científicas que creen en fantasmas, por lo que no son tomadas muy en serio entre la comunidad, deciden seguir con sus investigaciones por su cuenta hasta que se lía parda y empiezan a aparecer espectros por distintas partes de la ciudad… y entonces, claro, ¿a quién van a llamar?

Los personajes son todos ellos carismáticos, hasta Kevin (Chris Hemsworth), el recepcionista exageradamente inútil e incompetente contratado sólo porque está bueno (¡tomad inversión de roles!). Por un lado tenemos a Erin (Kristen Wiig), que ha dejado un poco de lado su pasado como busca-fantasmas para trabajar en la universidad de Columbia, la que en un principio nos muestran como más seria y sensata de todas, pero también la que con insistencia consigue que contraten a Kevin, pese a que su socia Abby (Melissa McCarthy) no está de acuerdo. Abby es la idealista, la soñadora, la que no quiere dejar de creer y no va a dejar de insistir en sus investigaciones hasta demostrar que tienen razón. Abby cuenta con la ayuda de “Oh-dios-mío-qué-pasada-de-tía” Holtzmann (Kate McKinnon), una ingeniera que construye aparatos basándose en las investigaciones científicas de Abby. Holtzmann mola, y no poco, es la alocada, la divertida y a la que no le importa un bledo lo que opinen de ella. Por último, la última en unirse al grupo, ya no por la ciencia sino porque le mola la idea de ir cazando fantasmas por la ciudad, es Patty (Leslie Jones), una taquillera del metro, valiente echada para adelante que acude a ellas cuando se encuentra con un fantasma en las vías. Patty conoce la ciudad como nadie y, además, puede conseguir un coche así que la aceptan en el grupo pese a sus carencias científicas.

En general, como digo, la película me ha gustado un montón. Se puede disfrutar perfectamente en sí misma, las actrices (y sorprendentemente para mí Hemsworth también) son muy divertidas y los personajes se complementan muy bien. Las situaciones que se les presentan son tan alocadas como cabe esperar en una película de Cazafantasmas. Además, para los fans de antes, tenemos no pocos guiños a las originales, además de cameos de casi todo el reparto original (hubiera sido gracioso uno de Harold Ramis, ¿qué no?).

Como punto negativo, por poner alguno, habría que decir que no me pasó desapercibido que la única de las cuatro que no tenía estudios superiores sea la única de las cuatro que no es blanca, pero la verdad es que al personaje me lo creí totalmente, así que estaría dispuesto a pasarlo un poco por alto, aunque no negaré que me hubiese gustado más de otra forma. Podría decir otra pega, mucho más tonta, pero es un pequeño (pequeñísimo) spoiler, así que mejor que no lo hago, si queréis saberlo tendréis que preguntarmelo en privado (es muy pequeño, en serio).

En cualquier caso, es una película divertida y entretenida, que, al fin y al cabo es lo único que se le puede exigir a esta franquicia, que recordemos que estamos hablando de Los cazafantasmas, no de Ciudadano Kane. ¡Id a verla, leches!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s