4 estrellas, Películas

Maggie

¿Es Maggie una película de zombis? Si no nos ponemos muy tiquismiquis deberíamos decir que sí. En un sentido muy amplio del concepto una película de zombis es una película en la que aparezcan muertos vivientes. Y en ésta salen. No mucho, es cierto, pero salen. Podrían no salir en absoluto y aún así, en mi opinión lo podría ser, eso sí, en un término aún más amplio con el que atreverse a definir una película de zombis, como podría ser una película cuya acción se sitúa en una realidad donde los muertos pueden caminar por las calles, aunque éstos no se vean. Yo por lo general soy amante de definir conceptos lo más amplio posible, que para acotar luego ya tenemos los subgéneros o las concreciones.

Por ejemplo, podría ser que se quisiera definir el cine de zombis como un subgénero del cine de terror, y no sería del todo erróneo. Pero no todo el cine de zombies es de terror, como por ejemplos ahí tenemos la grandiosa Shaun of the dead, que es evidentemente cómica; Warm bodies, como ejemplo de película romántica o la mordaz crítica social que encontramos en Juan de los muertos. Es interesante observar que los ejemplos que se me han ocurrido de película romántica y crítica tienen sus amplias dosis de comedia, y es que a los zombis, cuando no les gusta dar miedo nos cuesta imaginarlos fuera del mundo de la parodia. En cualquier caso, además de los muertos vivientes, el cine de zombis tiene una serie de puntos en común que tienden a repetirse. Como ejemplos, la transformación, una vez que te han mordido, es rápida, con variaciones desde unos segundos, como en World War Z, hasta unas horas; o que en dichas películas la civilización se ha ido al garete, centrándonos en cómo un grupo de supervivientes al apocalipsis continúan eso, sobreviviendo.

Estos dos puntos me parecen bastante característicos en el cine del género, y ninguno de ellos se da en la película de Henry Hobson que os traigo hoy. Por eso siento la duda al referirme a ella como película de zombis, pese a que transcurre en una realidad donde los zombis no sólo existen y son un problema, sino que además aparecen en un par de ocasiones. La película trata sobre Maggie, interpretada por Abigail Breslin, una adolescente de una zona rural del medio oeste americano que ha sido mordida por un necrómbulo. Por supuesto que no usan la palabra, en pocas películas usan la palabra que empieza por Z, pero es que además el término me ha molado bastante. En un universo que, si bien los zombis son un problema de seguridad, al menos nacional, no es que haya supuesto el fin de la civilización. Sigue habiendo hospitales, policía o clases. La transformación de Maggie sucederán en unas cuantas semanas, tras lo cual es imperativo llevarla a la cuarentena donde no tiene pinta de que pasen cosas nada agradables. A partir de ahí narra cómo la chica pasa sus últimos días, en compañía de su padre, encarnado por Arnold Schwarzenegger.

La película me ha gustado mucho. Como película de zombis que se sale de lo convencional, pero también como película en general. Es triste, es cierto, pero una tristeza agradable de sentir. A lo mejor no es una obra maestra, pero en mi opinión refleja muy bien lo que debe estar sufriendo cualquier persona en su situación. No sólo es el saber que va a morir, que ya debe ser duro de por sí, sino que además siente el miedo que despierta en las personas a su al rededor. Por no decir el propio miedo de convertirse y hacerle algo malo a alguien a quien quieras. También está la frustración de un padre que ha fallado en proteger a su hija, pero que hará todo lo que sea posible por seguir protegiéndola y apoyándola los últimos días que le quedan.

En cuanto a la interpretación me gustaría decir que el ex gobernador de California me ha parecido muy bueno, me he creído su papel de padre preocupado que no puede hacer nada por salvar a su hija. Más teniendo en cuenta que tendamos asociar al actor con películas palomiteras y de acción a raudales. Aún así creo que esta interpretación es eclipsada por Abigail Breslin, que se comía la pantalla. No es que no nos tenga acostumbrado a buenas interpretaciones, ya en Miss Little Sunshine me enamoró y era sólo una niña, pero es que gracias a ella podemos sentir algo que sólo podrías sentir si fueras el personaje de una película de zombis.

Como último apunte, y por sacarle algún fallo importante, decir que el guión tiene alguna que otra inconsistencias, no quiero decir cuales porque no quiero decir nada más de la cuenta, pero son ese tipo de cosas que, si tienes la mala suerte de ver (suelen pasar desapercibidas en un primer visionado, pero a veces no, por desgracia) te crispan un pelín más de la cuenta, sacándote de un sopapo de la historia y haciendo más tangible el hecho de que todo lo que ves es falso.

Dicho todo esto, ¿qué opináis? ¿Es Maggie una película de zombis?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s