3 estrellas, Cómics

Wolf (Vol. 1)

Esta es la historia de un detective inmortal en Los Ángeles, en un universo donde los mitos, la magia y demás criaturas paranormales existen de verdad. Vale, dicho así parece que estoy hablando de Ángel, el spin off de Buffy cazavampiros con el animado vampiro y eterno sufridor, como protagonista. De hecho ni lo había pensado hasta ahora, pero es cierto, en el planteamiento se parecen, ¿para qué negarlo?, pero en poco más, creo. Al menos no he pensado en la serie hasta el momento en que empecé a escribir el párrafo.

Lo que tenemos aquí es Wolf, un cómic, escrito por Ales Kot y dibujado por Matt Taylor. El protagonista es Antoine Wolfe, más conocido como Wolf. No es un vampiro, pero sí que es inmortal. Muy inmortal, de hecho. Tanto que ni él mismo sabe cómo morir. Se dedica en ayudar a gente, en el más amplio sentido de la palabra, con sus problemas mayormente relacionados con lo paranormal. Conviviendo en una ciudad con criaturas de todo tipo, fantasmas, vampiros e incluso alguien que no estoy seguro si está relacionado con un dios primigenio o era solo un chiste recurrente.

El volumen consta de cuatro capítulos, al principio me abrumó porque pone mucha información en juego y muy poca explicación a lo que está pasando, de hecho me parecía un poco brusco todo, pero a medida que vas leyendo los cabos van atándose y la cosa empieza a tomar una forma más que apetecible. En general el guion, tras los cuatro episodios me parece bastante sólido, además los diálogos son bastante buenos, pero lo que realmente es destacable son dos puntos. Por un lado, de vez en cuando los personajes sueltan alguna frase que es de esas que merecen ser subrayadas y pasar a la posteridad de las frases célebres. Por otro lado el dibujo que hace de la ciudad. Tenemos un cómic donde la ciudad es parte importante de la trama, donde podría decirse que es un personaje más, y eso me gusta. No he estado en Los Ángeles y no sé cuán precisa es en su descripción, pero en general me gustan las historias donde las ciudades palpitan, sean reales (como ésta, o el Nueva York de la serie de Daredevil, lo cual me parece un acto de valentía  y de seguridad en sí mismos por parte de los autores asombrosos) como inventadas (hace poco tuve esa sensación brevemente con la Metrópolis de Lex Luthor, man of steel de Azzarello).

La parte que menos me gusta de evaluar un cómic es evaluar su dibujo. En general es complicado que no me guste, tal vez porque mi capacidad crítica queda reducida a “yo soy tan negado que flipo en colores con cualquier cosa”. Este caso no iba a ser menos, no voy a decir que el dibujo me parece flipante, pero es bastante correcto y sí, pega con la historia, que es lo más importante.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s