4 estrellas, Películas

10 Cloverfield Lane

Esta es de esas películas que merecen la pena ser vistas sin saber mucho sobre ellas, peo aún así me gustó tanto que no puedo evitar comentarlo para que así vosotros también la conozcáis y tengáis la oportunidad de disfrutar de ella. Yo, antes de ir a verla eché un vistazo al trailer, y me arrepiento un poco. No es que me revelase nada especialmente importante, o sí, depende de como se mire, pero es que me hubiese gustado saber aún menos.

La película va de que Michelle acaba de dejar a su prometido, prepara una caja con unas cuantas cosas, coge el coche y se marcha. Durante su viaje sufre un accidente y queda inconsciente. Al despertar se encuentra en un cuarto cochambroso, con una puerta metálica, la pierna curada y esposada a una tubería. Al poco alguien entra en su habitación y le dice que la encontró en la carretera la llevó allí para curarla y que le ha salvado la vida. Le explican que están en un refugio construido por el mismo y que, mientras ella estuvo inconsciente ha habido una especie de ataque y que el exterior está contaminado, el búnker en el que viven es el lugar donde tendrán que pasar los próximos años.

Por supuesto que Michelle no es tan tonta como para creerse algo así, pero… ¿y si es verdad? La película sabe transmitir muy bien el suspense, la tensión y el agobio de Michelle, interpretada espectacularmente por Mary Elizabeth Winstead. Una chica inteligente y resolutiva que tiene que convivir con su captor, Howard (John Goodman), y con Emmet (John Gallagher Jr.), un camionero que anda por el bunker, refugiados de lo que sea que ha pasado ahí afuera.

Winstead está genial en la película, de hecho nos tiene acostumbrados a estar bien, pese a que sea una actriz que no parece estar muy de moda, la verdad. Como ya he dicho, mientras vemos la película vivimos las emociones de Michelle a través de ella, y eso es, supongo, lo máximo a lo que puede aspirar un actor.

Luego tenemos a John Goodman, si Winstead está bien éste ya es flipante. Independientemente de que el Howard mienta o no con respecto a lo que ha pasado fuera del bunker, que evidentemente tendréis que descubrir vosotros mismos, lo que está claro es que Howard es un poco inestable. Ataques de ira, obsesión por el control y la necesidad imperiosa de que los demás muestren su gratitud hacia él lo convierten en una bomba de relojeríá dentro del poco espacio que tienen los personajes para maniobrar. Goodman interpreta tan bien el conjunto de estas características que hasta me siento un poco culpable de todas aquellas veces que me he reído con el actor cuando ha interpretado papeles cómicos.

En cuanto a Gallagher, no es que él no haya estado a la altura ni mucho menos, pero entre que su papel es bastante más secundario que el de los otros dos y que los otros dos han estado tan sumamente bien, el pobre pasa un poco desapercibido durante la mayor parte de la película.

Lo dicho, es una película que yo podría decir que he visto de rebote, pero es sin duda una película que merece la pena ser vista. No quiero decir mucho más, ni siquiera diré en esta ocasión si me consiguió engañar o no, porque pienso que eso podría dar indicios sobre lo que pasa al final. Sólo os animaré a que la veáis y luego me comentéis si os ha gustado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s